Las invitadas con estilo propio de Santa Pipi

Recuerdo que conocí Santa Pipi cuando me crucé en Instagram con un precioso vestido verde con lunares y volantes que me enamoró. Supe que había que seguirla de cerca: aquella marca iba a dar mucho que hablar.

Duende andaluz, aires de feria de abril y pinceladas de Sorolla y Romero de Torres mezcladas con calles del Madrid Castizo y rincones del París de la Belle Époque. Ese estilo atemporal y esa huella que dejan las grandes canciones, libros y películas de siempre que nunca pasan de moda. Y por supuesto, Asturias, su color verde, su mar, su cielo y esa sensación de frescor al caminar descalza en verano por la hierba cuando acaba de llover.

Todo eso es Santa Pipi, todo eso y más, donde cada diseño se crea y confecciona en su taller por encargo, ofreciendo un servicio adaptado al estilo y personalidad de cada mujer, tratando cada vestido como si fuese único, seleccionando tejidos de alta calidad y cuidando al máximo cada detalle.

Las anteriores colecciones ¡volaron! y ahora el reto es repetir éxito con la nueva (aunque pueden deciros que yo he podido ver los diseños y creo que van a durar menos todavía). Este es su modelo Triana, uno de los emblemas de la marca, vez en aguamarina y con detalles en dorado, con unos pendientes a juego también de Santa Pipi.

Favorecedor, con un tejido que no puedes dejar de tocar y muy fácil de combinar, ideal tanto para una boda como para una cena en pareja o con amigas, en esta ocasión yo quise darle un aire diferente, una invitada que huye de la formalidad y busca la frescura sin renunciar a la elegancia.

El moño alto con un pañuelo de la última colección de Lucía Be y el maquillaje fresco y natural de Oui Novias combinados con un precioso bolso de mimbre de Kenay Lifestyle con una correa personalizada de La Señorita que me recuerda tanto a mi infancia.

El entorno, el precioso Soto de Mónico en Madrid. ¿Os gusta la apuesta? ¿Se os ocurren otras combinaciones? ¡Contadme!.

Las preciosas fotos son de Nira y Alberto, de Doble Lente Boda.

Ailopiu significa ¡Lo quiero!
La invitada rosa pastel
Sin comentarios

Publicar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies