Vestido de boda: Comprar, arreglar o personalizar?

Índice
  1. Comprar, mandar a hacer o rentar tu vestido de novia: ¿cuáles son las opciones?
  2. Resumen de las opciones
  3. Preguntas frecuentes

Quieres planear tu boda y no sabes por dónde empezar? Entra en dorothysredshoes.es, dirígete a la sección de tienda y descubre todas las herramientas que necesitas para planear una boda de ensueño.

Comprar, mandar a hacer o rentar tu vestido de novia: ¿cuáles son las opciones?

Hola queridas novias, estoy feliz de poder por fin platicar respecto a este tema con ustedes, porque sé que a muchísimas les agobia y no saben cuáles son los pros y contras entre comprar, mandar a hacer o rentar su vestido. Así que quédate en este artículo para aclarar todas las dudas.

Quiero comenzar hablando sobre lo que hasta ahora es más común, y es el comprar el vestido de novia. Entre las grandes ventajas de comprar tu vestido de novia se encuentra la experiencia que vas a vivir probándote varios modelos, conociendo diversas telas, viendo en tu cuerpo distintas siluetas y, por supuesto, divirtiéndote muchísimo con la experiencia de visitar diversas tiendas. Tendrás la oportunidad de probarte los estilos y esto te permitirá tener variedad y saber realmente cuál es la mejor silueta que se adapta a tu tipo de cuerpo. Además, comprar tu vestido te da cierta seguridad y es para aquellas novias que no les gusta estar con nervios de punta o que se ponen nerviosas quizá al no ver el producto terminado. Otra gran ventaja de comprar tu vestido es que es tuyo y tú podrás decidir qué hacer con él. Por ejemplo, si quieres hacer alguna sesión mucho más atrevida, a un traje de tres o lo que tú decidas hacer con tu vestido, es tuyo y tú podrás decidir. Para las novias supersticiosas, por supuesto, el comprar representa en ellas poder estrenar el vestido y utilizarlo como algo nuevo.

Ver más:  Bodas de otoño: tendencias y consejos

Entre las desventajas que se encuentran de comprar el vestido de novia pudiera estar el precio, el tiempo que tarda en llegar un vestido de novia que no encuentres un modelo que te encante o que no cumpla con las características que buscas, y que más bien tengas que adaptarte al que más se asemeja. Y, por supuesto, uno de los aspectos más importantes, la contaminación textil, ya que es una pieza que sólo se utilizará una vez.

Ahora hablemos sobre mandar a hacer el vestido. Una de las grandes ventajas de mandar hacer el vestido es que podrás diseñarlo y hacerlo completamente a tu gusto, con la tela que tú quieras y los detalles que prefieras. En muchas ocasiones, mandarlo a hacer también tendrá una ventaja respecto al precio. Sin embargo, esto dependerá de dónde lo mandes a hacer y con quién, ya que existen diseñadores bastante costosos y que prácticamente te saldría lo mismo o hasta mucho más caro que comprarlo. Por lo general, el tema del precio es una gran ventaja.

Entre las desventajas de mandar hacer el vestido se encuentra el riesgo de que no quede tal cual lo soñaste o como creíste que iba a quedar, y que no lo tengan a tiempo. Ha habido casos de novias a las que se les entregó el vestido tarde, y resultó no ser lo que se supone que debería ser: les metieron un material incorrecto o les dejaron mal las costuras. Por favor, si decides mandar hacer tu vestido de novia, asegúrate de acercarte a profesionales y proveedores con buenas referencias y recomendaciones previamente conocidas. Esta opción la recomiendo únicamente para aquellas novias más relajadas y que no son tan preocupadas, ya que definitivamente deberán darle el "sí" al vestido sin ni siquiera haberlo terminado. Es decir, es para novias mucho más programadas.

Ver más:  ¿Cuánto gastan las celebridades en sus bodas?

Ahora vamos con la última opción, que es comprar un vestido semi nuevo o rentar. Esto ha ganado mucha fuerza en los últimos tiempos. Anteriormente parecía algo absurdo o algo que ni siquiera se pensaba. Pero hoy en día, esta opción ha ganado muchísima fuerza por diversas razones.

Entre las ventajas de rentar un vestido o comprarlo semi nuevo, se encuentra el precio, ya que muchas veces puede llegar a ser de hasta un cuarto del valor real del vestido. También puedes comprar un vestido mucho más costoso a un precio mucho más económico. Otra gran ventaja es la sustentabilidad, ya que el vestido de novia es una pieza que por lo general se usa solamente una vez, y el impacto en la ecología puede ser considerablemente reducido si compartes estas ideas y quieres dejar tu granito de arena en este aspecto. Además, por el precio de uno, puedes utilizar dos o más vestidos.

Entre las desventajas de rentar un vestido de novia se encuentra que el vestido no es tuyo, así que no podrás tomar decisiones respecto a él. También deberás ser más cuidadosa y no arriesgarte tanto en tu sesión fotográfica. Pero si lo compras semi nuevo, esto completamente queda de lado.

Resumen de las opciones

OpciónVentajasDesventajas
Comprar- Experiencia de probar diversos modelos y telas
- Seguridad de tener el vestido propio
- Posibilidad de adaptarlo a tus necesidades
- Precio elevado
- Posible demora en encontrar el modelo ideal
- Contaminación textil
Mandar a hacer- Diseñarlo a tu gusto
- Posible ventaja económica según el lugar
- Personalización total
- Riesgos de que no quede como esperabas
- Posible retraso en la entrega
Comprar semi nuevo o rentar- Precio más accesible
- Posibilidad de usar vestidos de marcas costosas
- Sustentabilidad
- El vestido no es tuyo en caso de rentar
- Menos posibilidad de tomar decisiones sobre el vestido
Ver más:  Las 5 películas románticas perfectas para enamorarte

Preguntas frecuentes

¿Cuál opción es la más recomendable?

No hay una opción única que sea la más recomendable, ya que depende de tus preferencias y necesidades. Lo importante es evaluar los pros y contras de cada opción y tomar una decisión basada en lo que sea mejor para ti.

¿Es posible combinar las opciones?

Sí, es posible combinar las opciones. Por ejemplo, podrías comprar uno semi nuevo y personalizarlo a tu gusto, o rentar uno para la ceremonia y comprar otro para la sesión fotográfica.

¿Cuándo debo tomar la decisión sobre el vestido?

Lo ideal es tomar la decisión sobre el vestido con suficiente anticipación, ya que puede llevar tiempo encontrar el modelo perfecto o hacer todos los arreglos necesarios si decides mandarlo a hacer.

¿Puedo hacer cambios en el vestido una vez que lo tengo?

Depende de la opción que elijas. Si compras el vestido, podrás hacerle modificaciones en la medida en que sea posible. Si lo mandas a hacer, podrás acordar cambios previos con el diseñador. Si rentas un vestido, probablemente no sea posible hacer modificaciones.

Espero haberles ayudado con esta guía. No olviden suscribirse a mi blog, seguirme en mis redes sociales y estar al tanto de futuros artículos relacionados con el mundo de las bodas. ¡Hasta la próxima!

Si quieres conocer ver más artículos sobre Vestido de boda: Comprar, arreglar o personalizar? entra a la categoría Bodas.

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir