Superando el miedo escénico: Hablar en público y en medios digitales

Índice
  1. El problema de no entendernos
  2. El miedo como emoción natural
  3. Reacciones del cuerpo ante el miedo
  4. La gestión del miedo al ridículo
  5. Preguntas frecuentes

¿Te sientes incómodo al hacer el ridículo? ¿Te da miedo hablar en público o salir en videos? En este artículo, te traigo la clave para superar ese miedo a ser el ridículo.

El problema de no entendernos

A medida que pasa el tiempo, nos volvemos expertos en nuestro campo. Sin embargo, nuestro pensamiento se vuelve más abstracto y nuestro lenguaje más complejo. Esto puede dificultar que las demás personas entiendan lo que estamos diciendo. En muchas ocasiones, las personas no levantan la mano para preguntar por miedo a hacer el ridículo. Así, cuando termina la reunión, todo el mundo ha perdido su tiempo.

El miedo como emoción natural

El miedo es una emoción natural y útil. Hace muchos años, cuando vivíamos en comunidades, necesitábamos de la comunidad para protegernos de peligros. Si algo que decías no le gustaba al líder de la tribu, te mandaban al exilio, lo que significaba una sentencia de muerte. Aunque hoy los peligros en el mundo no sean los mismos, ese instinto de supervivencia todavía permanece en nosotros.

Reacciones del cuerpo ante el miedo

Cuando nos toca hablar frente a un grupo de personas, nuestro organismo se pone en alerta y se prepara para una situación de peligro. El corazón late más rápido, los músculos se tensan y se liberan hormonas del estrés. Además, nuestra mente comienza a recrear escenarios de fracaso, alimentando aún más nuestro miedo.

La gestión del miedo al ridículo

Gestionar el miedo al ridículo implica comprender que el miedo es una emoción irracional. Para vencerlo, es necesario que la razón le gane a la emoción. Centrarse en aportar valor a tu público y en hacer que aprovechen su tiempo puede ayudarte a controlar ese miedo. Recuerda que las personas que te escuchan no están pendientes de tus fallos, están pendientes de obtener valor de tu mensaje.

Ver más:  El significado de las manos en la cintura en la comunicación no verbal

En resumen, superar el miedo al ridículo es posible si comprendemos que el sentido común es el menos común de los sentidos. Enfocándonos en nuestro público y en proporcionarles valor, podemos manejar esa emoción y lograr el éxito al hablar en público o salir en videos.

Pasos para superar el miedo al ridículo
Comprender que el miedo es una emoción natural.
Enfocarse en aportar valor al público.
No preocuparse por pequeños fallos.
Recordar que el sentido común es el menos común de los sentidos.

Preguntas frecuentes

1. ¿Es normal tener miedo al ridículo?

Sí, el miedo al ridículo es una emoción natural que proviene de nuestro instinto de supervivencia.

2. ¿Cómo puedo superar mi miedo a hablar en público?

Centrándote en aportar valor a tu audiencia y recordando que ellos están más interesados en obtener valor de tu mensaje que en cualquier fallo que cometas.

3. ¿Cómo puedo gestionar el nerviosismo al salir en videos?

Practicando antes de grabar, y centrándote en transmitir información útil y valiosa a tu audiencia.

Espero que este artículo te haya sido útil en tu proceso para superar el miedo al ridículo. Si deseas más consejos e información relacionada, te invito a que explores los artículos relacionados en mi blog.

¡Hasta pronto y que tengas éxito en tus futuras presentaciones!

Si quieres conocer ver más artículos sobre Superando el miedo escénico: Hablar en público y en medios digitales entra a la categoría Hablar en público.

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir