Ser más asertivo y carismático en 4 pasos

Índice
  1. El poder de la comunicación en el trabajo
  2. Los estilos de comunicación y su impacto
    1. Comunicación agresiva
    2. Comunicación pasiva
    3. Comunicación asertiva
  3. ¿Cómo ser más asertivo y carismático en la comunicación?
  4. Resumen del artículo
  5. Preguntas frecuentes
  6. Despedida y recomendaciones

En el artículo de hoy vamos a hablar sobre cómo ganarte a las personas utilizando un lenguaje más carismático. ¡Hola a todos! Soy Raquel y esto es Raquel Ahora TV, un canal donde descubrirás herramientas de comunicación para convertirte en una persona más influyente y persuasiva. Te invito a que me acompañes hasta el final, porque te hablaré de una herramienta que mejorará tu comunicación, te ayudará a conectar con las personas y conseguirá que vendas más y te vendas mejor, ya sea que seas emprendedor o trabajes por cuenta ajena.

El poder de la comunicación en el trabajo

Estaremos de acuerdo en que el día a día en el trabajo no es siempre color de rosa. Por definición, los profesionales resolvemos problemas y nos enfrentamos a obstáculos para alcanzar nuestros objetivos. Estos obstáculos a menudo pueden venir en forma de problemas o conflictos con clientes o colaboradores. La forma en que nos comunicamos en estas situaciones tendrá un impacto directo en los resultados y en las relaciones. La buena comunicación no solo hace que las relaciones de trabajo sean efectivas, sino también agradables. Nos ayuda a crear confianza, resolver diferencias y fomentar un ambiente de respeto que promueva la resolución de problemas y relaciones saludables.

Los estilos de comunicación y su impacto

La buena comunicación se caracteriza por ser carismática, o lo que es lo mismo, asertiva. Existen tres estilos principales de comunicación: agresivo, pasivo y asertivo. Sin embargo, es el estilo asertivo el que refuerza las relaciones profesionales y consigue resultados positivos.

Comunicación agresiva

Imagina que estás en una reunión con un cliente y este comienza a fumar. Si tú no fumas, esto seguramente te molestará. La comunicación agresiva significa decirle algo así como: "Como no apagues el cigarrillo, te voy a denunciar". Alguien con un estilo de comunicación agresivo busca imponer su criterio sin importar la opinión del otro, amenaza, intimida, interrumpe y usa el sarcasmo, las acusaciones y los reproches. Además, utiliza frases que suenan a orden, como "debes", "tienes que", "no te voy a permitir". Este estilo de comunicación genera rechazo y puede dañar la relación, especialmente si se utiliza con personas de mayor poder o en posiciones jerárquicas superiores, como clientes o jefes.

Ver más:  5 trucos efectivos para memorizar textos

Comunicación pasiva

Volviendo a la misma reunión con el cliente fumador, la comunicación pasiva podría ser algo así como: "Guau, vaya migraña, el humo no me sienta nada bien". Alguien con un estilo de comunicación pasivo busca evitar el conflicto a toda costa, ser el centro de atención y se muestra dudoso en lo que dice, conforme con las decisiones de los demás aunque no le favorezcan. Además, utiliza muletillas frecuentes, como "bueno", "pues", lo que debilita su credibilidad. Este estilo de comunicación es negativo, ya que evita que te ganes el respeto de los demás, lo cual es fundamental si eres emprendedor o lideras equipos.

Comunicación asertiva

Una vez más, volvamos a la reunión con nuestro cliente fumador. La comunicación asertiva significaría decirle algo así como: "Por favor, preferiría que no fumar aquí, me molesta el humo y afecta mi concentración". Este estilo es el intermedio entre el agresivo y el pasivo, y es característico de las personas que son capaces de defender sus propios intereses y opiniones al mismo tiempo que respetan los de los demás. Es el único estilo que facilita las relaciones, ya que permite que ambas partes ganen. Además, te ayuda a ganarte el respeto de las personas, ya que te muestra como una persona segura y cercana a la vez.

¿Cómo ser más asertivo y carismático en la comunicación?

Aquí te muestro cuatro buenas prácticas:

  1. Tener un objetivo claro: saber lo que quieres conseguir en una conversación de trabajo te ayudará a ir al grano y decir lo que necesitas de manera eficiente.
  2. Usar la comunicación subjetiva: evita imponerte con frases como "tienes que bajarme el precio". En su lugar, utiliza un lenguaje más amable, como "me vendría bien un descuento, ya que no puedo pagar ese precio". Valora tu mensaje cuando tienes las ideas claras y crees realmente en ellas. Evita decir cosas que resta validez a lo que dices.
  3. Recordar las necesidades de los demás: no olvides que los demás también tienen necesidades. Cuando ambas partes ganan, la relación se refuerza. Ten en cuenta los intereses de los demás.
Ver más:  Redacta un discurso efectivo en simples pasos

Siguiendo estos principios, podrás comunicarte de manera asertiva y carismática, convirtiéndote en una persona más persuasiva y ganando amigos en el proceso.

¿Quieres mejorar tus habilidades de comunicación para conectar mejor con las personas, ser más persuasivo y lograr vender más y venderte mejor? Hoy abrimos las puertas al pre-lanzamiento privado de mi próximo curso online sobre habilidades de comunicación para ser un emprendedor de éxito. Si quieres saber más y recibir información sobre la oferta disponible para las primeras 30 personas que se inscriban, por favor déjame tus datos en el enlace que encontrarás en la descripción. Forma parte del grupo reducido de alumnos con los que compartiré en persona para ayudarles a convertirse en grandes comunicadores. Recuerda, en igualdad de condiciones, quien comunica mejor gana.

Resumen del artículo

Estilos de comunicaciónCaracterísticasEfectos en las relaciones
AgresivoImposición, amenazas, sarcasmoGenera rechazo y daño a la relación
PasivoAvoid conflict, indecisiónNo se gana el respeto de los demás
AsertivoDefensa de intereses y opiniones, respeto a los demásFacilita las relaciones y gana el respeto de los demás

Preguntas frecuentes

1. ¿Por qué es importante ser asertivo en la comunicación?

La comunicación asertiva facilita las relaciones profesionales, permite que ambas partes ganen y ayuda a ganarse el respeto de los demás.

2. ¿Cómo puedo mejorar mi comunicación asertiva?

Puedes mejorar tu comunicación asertiva teniendo un objetivo claro en las conversaciones de trabajo, utilizando un lenguaje amable y respetuoso, y teniendo en cuenta las necesidades de los demás.

3. ¿Qué pasa si uso un estilo de comunicación agresivo o pasivo?

El uso de un estilo de comunicación agresivo o pasivo puede generar rechazo, dañar la relación y evitar que te ganes el respeto de los demás.

Ver más:  Congreso Virtual de Oratoria: Habla, Conquista, Triunfa

Despedida y recomendaciones

Espero que este artículo te haya sido útil para entender la importancia de la comunicación asertiva y carismática en el trabajo. Recuerda aplicar estos principios en tus conversaciones para mejorar tus relaciones profesionales y alcanzar tus objetivos. Si te interesa seguir aprendiendo sobre estos temas, te invito a que revises nuestros artículos relacionados en el blog. ¡Hasta la próxima!

Si quieres conocer ver más artículos sobre Ser más asertivo y carismático en 4 pasos entra a la categoría Hablar en público.

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir