La mejor alimentación para tu bebé

Hay tantas maneras de cuidar a un bebé como mamás y todas lo hacemos siempre pensando en lo mejor para ellos. Cuando eres primeriza te haces millones de preguntas… pero hasta cuando “repites”, te sientes un poco como la primera vez: aunque las cosas te asusten un poco menos muchas dudas siguen ahí.

Por eso quería compartir con vosotras todas las cositas que Naturnes y Charhadas me contaron el otro día para ayudaros un poquito si, como yo, a vecéis os sentís un poco perdidas pensando en qué es lo mejor para vuestros peques.

¿Cómo hago para que coma de todo?

Ya sabéis que poquito a poco hay que ir introduciendo nuevos sabores y texturas, sin forzarle, siempre según os vaya recomendando vuestro pediatra. Primero leche materna (sin duda el alimento más completo), biberón o ambos (según optéis por lactancia materna exclusiva, mixta o biberón).

4/6 Meses

Cereales sin gluten

Puré de verduras (patatas, zanahorias, judías, calabacín…) y arroz

Papilla de frutas (plátano, pera, manzana, naranja y pera)

6/9 Meses

Pollo y ternera primero, después pavo, cordero, jamón cocido y pescado blanco

Cerales con gluten, galletas, pan

Queso fresco, yogur

10/12 Meses

Huevo, pasta y legumbres

Retrasa los alimentos alergénicos y evita siempre la sal, el azúcar, los fritos y el exceso de grasa.

 

¿Cómo sé qué cantidad es la correcta?

Como en los mayores, también en los más pequeños la cantidad de comida que necesitan va variando. Ninguno comemos siempre lo mismo.

¿La manera más simple? ¡Fíjate en tu bebé! ¿Llora? Quizá tenga hambre. ¿Intentas alimentarle pero rechaza comer? Si ya ha comido, puede que esté saciado.

Eso sí, vigila siempre que no pierda demasiado peso o esté enfermo y ten en cuenta que en el apetito del bebé influyen muchos factores, desde la temperatura ambiente (si hace más frío o más calor el gasto de energía aumenta para que el cuerpo mantenga la temperatura normal) a si está más o menos activo.

Para calcular la proporción entre nutrientes ideal, lo mejor es hablar con tu pediatra, pero una de las cosas positivas de los tarritos es que te aseguras de que alguien ya ha pensado en ello por ti.

 

¿Cómo identifico un producto BIO?

Busca la etiqueta verde con una hoja formada por las estrellas europeas (la “Euro-Hoja”) te asegura que un producto es ecológico, ECO o BIO, lo que garantiza la máxima protección del medio ambiente y el respeto a los ciclos de vida naturales en la ganadería y la agricultura implicadas en la obtención de materias primas en el proceso de elaboración y producción.

La agricultura ecológica limita el uso de fertilizantes y pesticidas químicos, y potencia prácticas para aprovechar al máximo los recursos naturales. Además, prohíbe el uso de organismos modificados genéticamente. En ganadería, los animales son alimentados con piensos ecológicos y se busca su bienestar, evitando el uso de medicamentos que se emplean únicamente para tratar enfermedades. 

Respecto a los alimentos procesados, se garantiza por una parte el origen ecológico de las materias primas y por otra la producción, que se controla hasta su etiquetado final, limitando por ejemplo el uso de aditivos.

En la alimentación para bebés, las condiciones que debe cumplir un producto BIO son aún más exigentes.

¡Espero que esta info os haya ayudado un poquito! Ante la duda, ya sabéis, consultad siempre con vuestro pediatra ¡él sabrá mejor que nadie qué es lo mejor para vuestro bebé!.

Esperando a Rita
2 Comentarios
  • Moda Elle

    14 junio, 2018 at 11:01 am Responder

    Hola! La verdad es que difiero mucho contigo. Hay estudios que demuestran que retrasar la introducción de alimentos alergénicos no solo no es beneficioso, si no que puede ser perjudicial para el bebe. Métodos como el BLW abogan por introducir el huevo (potencialmente alergénico) a partir de los 6 meses.
    Y los niños no necesitan en ningún caso galletas; es más, antes de que cumplan el año deberían estar prácticamente prohibidas, a no ser que sean galletas caseras hechas con harinas integrales y si nada de azúcar o edulcorantes.

    Un saludo.

    • Raquel Canseco

      17 junio, 2018 at 6:23 pm Responder

      ¡Hola! Lo primero mil gracias por tu comentario 🙂 Yo la verdad me guío por lo que me dijo mi pediatra que es lo que comento en el post, la verdad es que sé que a muchas mamis les ha funcionado bien el BLW pero aún no hay estudios científicos al respecto y la verdad es que yo para el huevo decidí esperar bastantes meses, primero la clara y después ya la yema. Pero respeto a quien quiera hacer antes. Hay tantas maneras de criar a un niño como mamás y todas lo hacemos buscando lo mejor para ellos.

      Y en ningún momento quiero dar a entender que las galletas sean “necesarias”, al final esas indicaciones lo que marcan es cuándo puede introducirse el alimento, diciendo que es mejor no hacerlo antes de esa fecha. Pero estoy contigo en que mientras menos azúcar, mejor.

Publicar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies