Hablar en público: técnicas efectivas para destacar

Índice
  1. El error más común en las ponencias
  2. El mensaje como eje central
  3. El placer de comunicar
  4. La barrera del lenguaje rebuscado
  5. La importancia del mensaje claro
  6. Preguntas frecuentes

Uno de los principales deseos de los ponentes es agradar y ofrecer una imagen de profesionalidad. Cuando sales al escenario, quieres que la gente piense que sabes de lo que hablas y que les guste lo que van a escuchar. No tienes por qué avergonzarte, esconderlo o preocuparte. De hecho, la evolución nos llevó a buscar el agrado, ya que siempre significó tener más probabilidades de supervivencia, tanto para obtener protección al ser aceptado por el grupo como para aumentar la facilidad de conseguir alimentos.

El error más común en las ponencias

¿Cuál es el problema? En su afán por agradar, algunos ponentes cometen un error repetido una y otra vez en todas sus presentaciones. ¿Sabes cuál es? En diez segundos te lo cuento.

Hace diez segundos te comentaba que no debes preocuparte si te gustaría agradar. De hecho, si me preguntas ahora mismo a mí, me gustaría que lo que estás leyendo te guste. Me gustaría que pienses “este tío sabe de lo que habla y lo que está comentando me resulta interesante”. Aunque también podría decir que, mientras escribo este pequeño proyecto, reflexiono sobre la intención de agradar y me doy cuenta de que me gustaría que disfrutes de la lectura. Me satisfaría que pienses que soy una autoridad en mi campo de conocimiento y que recibas con sumo interés la divulgación de este contenido. Pero excepto esta última parte, lo que has leído viene a decir lo mismo que el párrafo anterior, pero de manera mucho más rebuscada. Se ha sustituido el lenguaje sencillo por un lenguaje rebuscado. Y ese es precisamente el error que se comete en miles de ponencias cada día. Algunos ponentes todavía creen que usar un lenguaje rebuscado va a dejar una mayor sensación de profesionalidad, pero no es así. Lo único que consiguen al usar este tipo de lenguaje es frenar la comunicación y crear una barrera entre ellos y su mensaje y la audiencia. Esto hace que lo que dicen se reciba más difícilmente.

Ver más:  Genera confianza con tus gestos

El mensaje como eje central

Si tú eres uno de esos que todavía cree que el lenguaje rebuscado va a dejar una mayor sensación de profesionalidad, quiero decirte algo importante: no estás ahí dando esa charla porque seas alto, guapo o rico. Estás allí porque tienes algo importante que decir. Es normal que quieras agradar, pero lo que no es normal es que conviertas esa sensación o esa búsqueda de agrado en el eje central de tu charla. Lo que tienes que hacer es centrarte en tu mensaje. Y para ello, no hay mejor sugerencia que la que nos dio William Butler Yeats: "No digas en la calma que produce inhalar y no ardiente en el sosiego postcoital".

No hay nada de malo en usar un lenguaje sencillo y comprensible. Nadie pensará que eres un mal profesional por ello. Así que baja de las nubes, olvídate de las piruetas verbales y escucha a William Butler Yeats, quien sabía de lo que hablaba.

El placer de comunicar

Cuando subes al escenario o te enfrentas a una audiencia, no estás buscando simplemente agradar. Estás buscando comunicarte, transmitir un mensaje importante y generar un impacto en tu audiencia. No importa si eres experta en bodas, cirugía estética o hablar en público, lo esencial es que te hagas entender y conectes con tu público.

El uso de un lenguaje sencillo y claro te permitirá transmitir tus ideas de manera efectiva. No se trata de impresionar con palabras complicadas o frases rebuscadas, sino de hacer que tu mensaje llegue a todos los asistentes de forma clara y concisa. Recuerda que el objetivo principal de tu ponencia es educar, informar o entretener, y para ello es necesario que te comprendan.

Ver más:  Consejos para una Comunicación Eficaz y Ganar Influencia

La barrera del lenguaje rebuscado

El lenguaje rebuscado puede generar confusión y alejar a tu audiencia. Cuando utilizas palabras complicadas o frases enrevesadas, estás creando una barrera entre tú y tu mensaje. Tus oyentes pueden sentirse intimidados o desconectados, lo que dificulta la comprensión y asimilación de tus ideas.

Recuerda que el objetivo es conectar con tu audiencia, generar interés y captar su atención. Utilizar un lenguaje sencillo y claro te ayudará a transmitir tus conocimientos de forma eficiente y lograr el impacto deseado.

La importancia del mensaje claro

El mensaje claro es fundamental para cualquier tipo de presentación o ponencia. Cuando te diriges a una audiencia, debes asegurarte de que tus ideas sean claras y fáciles de comprender. Evita utilizar términos técnicos o jerga que puedan confundir a tu público.

Recuerda que la finalidad de tu presentación es transmitir información y brindar valor a tu audiencia. Para lograrlo, es necesario que utilices un lenguaje accesible para todos, sin importar su nivel de conocimiento en el tema. Adaptar tu discurso al nivel de comprensión de tu audiencia te permitirá conectar de manera más efectiva y lograr que tu mensaje sea recordado.

Punto claveResumen
Evita el lenguaje rebuscadoNo utilices un lenguaje complicado que dificulte la comprensión de tu mensaje.
Enfócate en tu mensajeNo hagas del agrado el eje central de tu ponencia, concéntrate en transmitir tu mensaje de manera clara y efectiva.
Comunica de forma clara y concisaUtiliza un lenguaje sencillo y claro para conectar con tu audiencia y transmitir tus conocimientos de manera eficiente.
Evita la barrera del lenguaje rebuscadoNo alejes a tu audiencia utilizando un lenguaje complicado que genere confusión.
El mensaje claro es fundamentalAsegúrate de que tus ideas sean claras y fáciles de comprender para que tu mensaje tenga el impacto deseado.
Ver más:  Motivar y hacer crecer a tu equipo: feedback efectivo | Álvaro San Juan Diario Del Consultor

Preguntas frecuentes

1. ¿Es importante que mi audiencia me encuentre agradable?

Sí, es importante generar una buena impresión y ser agradable a tu audiencia. Sin embargo, no debes convertir el agrado en el eje central de tu ponencia. Enfócate en transmitir tu mensaje de manera clara y efectiva.

2. ¿Debo utilizar un lenguaje rebuscado para demostrar mi profesionalidad?

No es necesario utilizar un lenguaje rebuscado para demostrar tu profesionalidad. Utiliza un lenguaje sencillo y comprensible para que tu mensaje llegue a todos los asistentes de forma clara y concisa.

3. ¿Qué debo hacer si mi audiencia no comprende mi mensaje?

Si tu audiencia no comprende tu mensaje, prueba a utilizar ejemplos o explicaciones más claras. Adaptar tu discurso al nivel de comprensión de tu audiencia te permitirá conectar de manera más efectiva.

Recuerda que lo importante es transmitir tu mensaje de manera clara y concisa, conectar con tu audiencia y lograr el impacto deseado. Si quieres leer más sobre este tema, te invito a consultar mis artículos relacionados en mi página web. ¡Hasta la próxima!

Si quieres conocer ver más artículos sobre Hablar en público: técnicas efectivas para destacar entra a la categoría Hablar en público.

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir