Ceremonia de Boda Simbólica sin Afiliación Religiosa

Índice
  1. Una ceremonia especial
  2. El amor verdadero
  3. El matrimonio como unión
  4. El compromiso del matrimonio
  5. El compromiso y el crecimiento
  6. El trabajo constante del matrimonio
  7. La importancia de la comunicación, entrega y diversión

La visión de ayer "El amor está en el aire", dijo el cantante Jon Paul John en su famoso hit del año 1978. Y hoy, el amor está aquí, en la Lou en Sant Agustí, y usan el don de Nuria Ruda contra el matrimonio, un viaje que comenzó el primero de abril del año 2006. Asimismo, sentados en un banco de Sant Andreu, buenas tardes damas y caballeros, buena tarde señoras y señores, bienvenidos todos a la ceremonia que va a casar, que va a unir a Nuria Ruda en matrimonio.

Una ceremonia especial

Es una ceremonia íntima, una ceremonia en la que, a pesar de no estar natillas, están las personas más especiales para ellos. Hoy vamos a celebrar tres cosas: diversión, amistad y amor. Diversión, porque son los buenos momentos, aquellos que se quedan grabados para siempre. Amistad, porque son las personas especiales, las personas que queremos, aquellas con las que queremos pasar todo el tiempo, sobre todo en eventos como este. Y amor, porque es gracias al amor que existimos y gracias al amor que estamos aquí hoy. Hoy, ellos gritan al mundo que quieren estar juntos para siempre, y con ello somos testigos de una unión que comenzó hace aproximadamente ocho años, en una pista de esquí, donde tras un doble salto mortal para sorprender a Ruda, por supuesto, no se dejó una pierna.

El amor verdadero

El camino, prácticamente, y tras llanto, tras alguna que otra broma y tras risas, comenzó el amor. Aunque a ello mismo no les queda muy claro quién le echó el ojo a quién primero, lo que sí está claro es que el roce hace el cariño. Porque habiendo estado sentados a centímetros de distancia en aquel primer trabajo, y tras un millón de mensajes en la época en la que ni siquiera existía el WhatsApp, se habrán dejado una pasta en mensajes, ocurrió lo que tenía que ocurrir. A pesar del cálico electrónico y gracias en parte a una fantástica película llamada "La Crisis", hoy, Nuria Ruda, se prometen el uno al otro no solo su amor, porque eso está por descontado, se prometen también la calidez, el apoyo y la diversión que supone la amistad verdadera.

Ver más:  El mejor vestido de novia según tu personalidad

El matrimonio como unión

Porque la amistad verdadera fortalece nuestras esperanzas, la amistad verdadera nos apoya en nuestras decepciones, y la amistad verdadera nos ayuda a crecer hasta nuestro máximo potencial como individuos. Y hoy, concretamente, estáis aquí para poner en común aquellas partes mejores partes de vuestra individualidad, para uniros, para unir ese espíritu, ese potencial y esa experiencia que tenéis los dos, y conseguir algo muchísimo más grande que cualquier cosa que podrías conseguir vosotros solos, y eso es el matrimonio.

El compromiso del matrimonio

Porque en el matrimonio, dos personas se juntan en busca de algo mucho más fuerte, de algo muchísimo mejor que cualquier cosa que pudieran conseguir en solitario. En el matrimonio, buscamos darnos a la otra persona de forma generosa, de forma abierta, y con eso, recibimos de la persona que queremos su cariño, su apoyo, como el mejor regalo del mundo. En el matrimonio, nos sentimos queridos, nos sentimos aceptados, nos sentimos llenos, nos sentimos como en casa, que es exactamente lo que vosotros me habéis confesado que sentís mutuamente. Con lo cual, ya tenéis un camino bastante recorrido.

El compromiso y el crecimiento

Pero, ojo, que en el matrimonio, hoy, vais a dar un paso hacia un futuro incierto. Vais a dejar atrás aquello que sois ahora por lo que podéis ser en el mañana. Dejando también atrás lo que conocéis muy bien por una apuesta futuro cuyo resultado a día de hoy no conocéis. Pero a pesar de que lleváis ya varios años viviendo juntos, el matrimonio os va a cambiar. El matrimonio os dará mayores responsabilidades, pero vuestra alegría juntos se verá multiplicada siempre que seáis sinceros y proactivos ante vuestra promesa como pareja.

Ver más:  Las tendencias de bodas para el año este año

El trabajo constante del matrimonio

En el matrimonio, la felicidad no viene dada por sí sola, y lo digo por propia experiencia. En el matrimonio, hay que currárselo, hay que trabajar mucho para mantener esa felicidad, hay que trabajar mucho para mantener la unión. Una unión que llama a tener objetivos comunes, a tener valores comunes, que podríamos resumir en tres palabras: comunicación, entrega y diversión.

La importancia de la comunicación, entrega y diversión

Comunicación, para que os entendáis, para que aprendáis el uno del otro. Podríamos resumirlo también en entrega, porque ahora se trata de ser generosos, ahora se trata de dar, y lo de recibir ya vendrá en algún momento. Y finalmente, mi palabra favorita, diversión, porque hay que pasárselo bien, porque hay que festejar, hay que irse de marcha y nunca dejar de sorprenderse.

Si quieres conocer ver más artículos sobre Ceremonia de Boda Simbólica sin Afiliación Religiosa entra a la categoría Bodas.

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir